3.1. Casos dictaminados

El análisis estadístico de los casos investigados por la CNDC a lo largo del tiempo sirve para definir el impacto de los cambios estructurales sobre la política de defensa de la competencia en la Argentina. Para ello se extractaron los principales casos dictaminados por la CNDC a lo largo de su historia, y se los dividió en cuatro períodos (1981-83, 1984-89, 1990-95 y 1996-97).

Esa periodización tiene que ver con las etapas de la evolución político-económica de la Argentina. El período 1981-83 corresponde al origen de la CNDC y tuvo lugar sobre el final de un régimen militar que intentó un esquema de apertura económica y estabilización, que no incluyó privatizaciones ni reformas regulatorias profundas y quedó trunco al colapsar el gobierno que le había dado origen. El período 1984-89 se desarrolló bajo un régimen democrático que intentó varios planes de estabilización pero no encaró tampoco grandes reformas regulatorias y sólo comenzó los procesos de privatización y apertura al final de su gestión. El período 1990-95, en cambio, es el lapso en el cual se desarrollaron prácticamente todas las reformas estructurales comentadas en los apartados anteriores, de manera por momentos vertiginosa. El período 1996-97, finalmente, es el de consolidación de dichas reformas y resurgimiento de la CNDC.

Dentro de cada período, los casos fueron a su vez clasificados según el tipo de conducta denunciada, y según el resultado del dictamen. Se distinguieron así casos relativos a abusos unilaterales de posición dominante, a denuncias de colusión, a casos de exclusión de competidores, y a denuncias de prácticas puramente verticales. Dentro de cada grupo se separaron los casos que terminaron con un dictamen aconsejando una sanción (multa u orden de cese de la conducta denunciada), los que fueron desestimados (incluyendo aquí los que concluyeron con la aceptación de las explicaciones suministradas por el presunto responsable) y los que finalizaron con la aceptación de un compromiso ofrecido por la parte denunciada.

La lista de casos (que aparece reproducida totalmente en el apéndice 2 del presente Informe Anual) excluye las denuncias que fueron desestimadas por referirse a conductas que no encuadraban dentro de la ley de defensa de la competencia, así como aquéllas que se referían comprobadamente a hechos falsos o con una capacidad nula de influir en los mercados. Estas fueron numerosas en 1997 y se refirieron casi exclusivamente a situaciones de competencia desleal. El resultado (sanción, desestimación o compromiso) se refiere en todos los casos al que surge del dictamen de la CNDC, si bien en algunas circunstancias excepcionales dicho resultado fue luego alterado por las cámaras de apelaciones.

Si observamos el total de casos incluidos en la estadística (cuadro 2), vemos que en el período 1981-83 la CNDC dictaminó sobre un promedio de 10,3 casos por año, cifra que decayó a 7,3 en el período 1984-89 y a 3,8 en el período 1990-95. Es recién en los últimos dos años que dicho promedio volvió a elevarse a 16 casos por año, fundamentalmente por la ya mencionada revitalización de la Comisión a partir del último trimestre de 1996. Resulta también interesante observar que a lo largo del tiempo se produjo una reducción en el porcentaje de casos que concluían con sanciones, el cual fue del 74% en el período 1981-83, del 39% en 1984-89, del 30% en 1990-95 y ronda apenas el 16% en el período 1996-97.

Cuadro 2. Principales casos dictaminados por la CNDC (1981-1997)

Casos/Períodos 1981-83 1984-89 1990-95 1996-97 Total
Abuso unilateral 5 7 5 8 25
Sanción 2 20 0 4
Desestimación 2 44 8 18
Compromiso 1 11 0 3
Colusión 14 17 9 6 46
Sanción 12 94 2 27
Desestimación 1 75 3 16
Compromiso 1 10 1 3
Exclusión 8 15 7 16 46
Sanción 6 43 3 16
Desestimación 2 102 12 26
Compromiso 0 12 1 4
Prácticas verticales 4 5 2 2 13
Sanción 3 20 0 5
Desestimación 1 32 2 8
Compromiso 0 00 0 0
Total 31 44 23 32 130
Sanción 23 17 7 5 52
Desestimación 6 24 13 25 68
Compromiso 2 3 3 2 10

Los cambios en las cifras en cuestión tienen que ver en buena parte con el tipo de casos analizados. En el período 1981-83 la mayoría de los dictámenes se refirieron a comportamientos de colusión (45%), y sólo el 26% fueron por prácticas exclusorias y el 16% por abusos unilaterales. Dichos porcentajes cambiaron notablemente con el tiempo, y es así que en el período 1996-97 sólo un 19% de los casos dictaminados lo fueron por conductas colusivas, un 25% de los casos se refirió a abusos unilaterales, y un 50% tuvo que ver con denuncias de exclusión (obstaculización del acceso al mercado o precios predatorios). Esta modificación en el trabajo de la CNDC es en gran parte una consecuencia del proceso de cambio estructural de la economía, ya que la desregulación y la estabilización de precios redujeron la aparición de casos de colusión abierta (que en general involucraban a cámaras empresarias o asociaciones profesionales) e incrementó en cambio las demandas de protección de entidades proclives a ver comportamientos desleales de parte de sus competidores.

En sus dictámenes, la CNDC ha ido sentando la doctrina de que no son las conductas desleales el objeto de la Ley 22.262, sino las limitaciones a la competencia que surjan de acciones concertadas o individuales. Más particularmente, la CNDC ha interpretado que la lesión del interés económico tiene no sólo una dimensión de eficiencia, sino también de equidad, al manifestar que "no son las transferencias de rentas en el sector empresario el objeto de la ley, sino la extracción de la renta de los consumidores que resulta de conductas anticompetitivas".